Anecdotario

Hoy os presentamos un post con algunas de las muchas anécdotas que han surgido desde que estamos en Sabana Yegua. El anecdotario:

  • Los cortes de luz están a la orden del día, y no es de extrañar ya que solo un porcentaje muy bajo de viviendas paga este servicio. Lo más normal es encontrar cables llenos de empalmes ilegales que llevan luz a los distintos hogares de la zona.El ingenio ha puesto remedio a este inconveniente mediante un aparato llamado Inversor. Éste consiste básicamente en una serie de baterías de coche conectadas a una máquina que las carga cada vez que hay luz.

  • El agua corriente solo está disponible en determinados momentos del día y no llega directamente a la llave. Es por ello que la gente dispone de diferentes métodos para acumular este valioso líquido: depósitos en el subsuelo de la casa, barriles metálicos recubiertos con hormigón  por la cara interior o tinacos en el techo.Nosotros disponemos de un tinaco (un gran depósito para almacenar agua) y de un pequeño pozo que se va llenando poco a poco cada vez que el agua fluye por las tuberías de nuestra calle. Gracias a una pequeña bombita (solo cuando hay luz) podemos bombear el agua del pozo al tinaco superior que, por presión, la reparte por las cañerías de la casa.

  • El agua de la llave además de escasa no es potable. Es por ello que nos vemos obligados a comprar “Botellones” de 20L. A pesar de todo no nos libramos de los distintos problemas estomacales (apodados “La venganza del Caonabo”).

  • A la gente del pueblo se les hace incomprensible que una persona de tez blanca busque estar morena. Aquí la gente busca tener la piel lo más blanca posible. Generalmente estallan en una carcajada cuando les explicas que necesitas ponerte “crema solar” para proteger tu piel del sol y no quemarte.

  • Es común ver como las diferentes familias tienen su pequeño pedazo de parcela donde cultivan frutas tropicales: guayaba, mango, tamarindo, aguacate, lechosa guanábana, coco, melones o diferentes tipos de plátano.
    Hay que hacer especial mención a los diferentes tipos de plátano:
    – El guineo, el plátano que acostumbramos a comer como postre en España.
    – El plátano, es más grande que el guineo y se acostumbra a cortar en rodajas para posteriormente freírlo.
    – El plátano maduro, se combina con diferentes platos.
    – El rulo, es similar al plátano solo que es un poco más grande y con mayor sabor que este.

  • Cada día suena una sirena a distintas horas del día (a las siete de la mañana, a las doce del mediodía y a las seis de la tarde). Esta “alarma” sirve de reloj para la mayoría de la gente del pueblo, pues nadie usa reloj.
  • Algunos de los chicos que acuden a las clases de refuerzo por las mañanas llegan tarde debido a que deben realizar sus distintos oficios (tareas del hogar): limpiar la casa, ayudar a cargar yuca o ir a buscar agua con cubetas.

  • Antes de salir por la tarde para realizar la actividad en “el verano” ya podemos escuchar el griterío que se genera en la cerca de casa. Son muchos los niños que, impacientes, acuden a nuestra puerta gritando nuestros nombres y exigiendo el firme cumplimiento del horario (lo que siempre es curioso ya que siempre se inventan la hora porqué nadie tiene reloj).En caso de salir disfrazados es gracioso escuchar un “Oh” de sorpresa y ver en sus caras una expresión de asombro y admiración.
  • Es difícil encontrar personas cuyo nombre nos pueda resultar familiar. El apodo es una costumbre totalmente arraigada a este país y la gente los usa como carta de presentación. Así: Chichí vendría a ser Ramon, Huevo sería Luis Fernando, Papeleta sería Bryan, Cigarro Edual y Negra Marilania.
  • Sabana Yegua tiene unas calles donde el pavimento brilla por su ausencia. A pesar de ello muchos niños caminan y juegan descalzos. De hecho en los momentos en los que la velocidad es primordial, estos se quitan las chanclas para poder correr más rápido.
  • El merengue, la bachata, la salsa o el dembow son estilos musicales presentes en el día a día. Si no es el vecino de enfrente, será el de al lado el que tendrá la música a un volumen exageradamente elevado. Así las cosas, la música forma parte del estilo de vida dominicano y especialmente de los niños. Con 8 años ya son unos maestros de la danza y superan con creces nuestros intentos por bailar cualquier estilo musical.
  • Debido a la falta de recursos materiales, el ingenio hace que el pueblo se llene de juguetes hechos mediante elementos reutilizados.

  • Los niños siempre están atentos por si existiese alguna posible forma de ganar unos pesos. Papeleta, por ejemplo, recoge botellas vacías de vidrio y las vende por “dos botellas un peso”, o Fátima, que  aprovecha las clases de refuerzo para montar su propio “negocio” de venta de chicles dentro de estas.

  • Las diferencias entre los niños de aquí (Sabana Yegua) y los chiquitos de donde venimos son abismales. No deja de sorprendernos que una niña pequeña de dos años sea capaz de coger algunos pesos y escaparse hasta el colmado más cercano a comprarse unos fritos. O como otra chica de ocho años es capaz de cuidar a unos  niños pequeños que no conoce en la calle para posteriormente pedir una bola (similar a hacer autoestop) e irse a su casa.

  • No es extraño ver como cada casa tiene algún tipo de animal doméstico destinado a terminar en el plato. Hablamos sobretodo de cerdos y gallinas. Estas últimas acostumbran a estar sueltas por la calle y duermen en los árboles.

    A raíz de esto Ale y Lio han creado “Sonríe y Gallina”, que consiste en un pequeño corral situado detrás de casa con tres fornidos pollos en su interior.

  • Las particularidades del vocabulario hacen que las conversaciones tomen giros inesperados debido al doble significado de algunas palabras. Así que aquí os dejamos una pequeña lista por si algún día visitáis esta isla.
    Vaina: hace referencia a cualquier objeto o cosa.
    Un chin: un poco
    Me fuí: una manera de despedirse
    Estufa: fogones
    Ahorita: en un rato largo
    Poloché: camiseta
    Aretes: pendientes
    Postalitas: pegatinas o gumets
    Botar: desechar
    Jalar: estirar
    Zafacón: papelera
    Guapo/a: estar enfadado/a
    Quillarse: enfadarse
    Subirse a cuecue: subirse a caballito
    Guagua: Pick’up

Y así, poco a poco, es como nos vamos adentrando y conociendo los pequeños detalles del día a día en este lugar.

¡Me fuí!

Anuncios

Un comentario sobre “Anecdotario

  1. Muchisimas gracias por este apartado de “anecdotas” pues con el he podido adentrarme un poco en la forma de vida de esta sociedad con la cual convivis durante un periodo de vuestro verano.

    Lo he encontrado muy interesante porque es importante saber cuales son las costumbres de esta gente que tanto sonrie cuando estais con ellos porwue os quieren.

    Para poder relacionarse con cierta profundidad y poder establecer unos lazos es importante comprender, entender y sobre todo participar con la vivencia, de sus formas de vida. Solo asi se logra una verdadera comunicacion: comun-union.

    Ademas es muy enriquecedor conocer y aprender. Esto nos hace CRECER en muchos aspectos.

    Felicidades por vuestro trabajo de este verano, regalando vuestro tiempo a los demas. Esto es generosidad y solidaridad.

    Un beso a todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s